• LinkedIn
  • Subcribe to Our RSS Feed
>Articles by " Octavio"

Adviento: Belén a nuestras vidas

Nov 28, 2015   //   by Octavio   //   Blog  //  No Comments

 

Hoy, a vísperas del primer domingo de Adviento, y sí, 2015 años después de que Dios mismo naciera en un pequeño pueblo llamado Belén, el mensaje de la Navidad sigue siendo el mismo. La historia de Jesús no es un cuento de hadas, nació en un lugar concreto, caminó por calles, respiró, fue uno de nosotros, se hizo hombre, tuvo un rostro, una familia.

Miren: la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel.Is 7, 14

Los testimonios y respuestas de los actuales habitantes de Belén nos ayudan a tomar conciencia. Jesús nació siendo signo de contradicción, fue hijo de una joven Virgen cuyo embarazo fue motivo de escándalo e incluso pudo haberle costado la vida. María, José y El Niño fueron seres humanos que pasaron por dificultades reales que no se solucionaron mágicamente sino que fueron asumidas con valentía al optar por cumplir el designio de Dios sabiendo las consecuencias que esto traería.

Este corto video nos muestra el Belén del siglo XXI y nos hace preguntarnos: ¿Por qué escogió Dios un pequeño pueblo como Belén para enviar a su Hijo? Él quiso experimentar la vida de los sencillos, de los pobres, de los desamparados y desatendidos de la sociedad. Quiso carecer de un lugar donde nacer, hacerse perseguido y refugiado para enseñarnos que sólo los de corazón sencillo pueden descubrir su gloria.

Jesús sigue siendo actual y sigue estando junto a nosotros, especialmente de aquellos que sufren, para mostrarnos que solo hay una forma plena de vivir: el amor. El modelo es Él mismo que supo amarnos desde el primer instante de su vida en la tierra. Su mensaje sigue resonando como un clamor que debe ser escuchado hoy más que nunca: el mundo necesita paz. El Príncipe de la Paz nace en un lugar de conflicto lleno de contradicciones, para enseñarnos que a pesar de todo la única manera de alcanzar la verdadera paz es aceptando su presencia en nuestras vidas.

Como hace 2015 años, Jesús sigue tocando las puertas del Belén de nuestras vidas y quiere que lo acojamos. Preparemos un lugar para Él. Dejémosle entrar y quedémonos junto a Él, pues sólo así podremos encontrar la paz que necesita nuestro corazón y nuestro mundo.

Para la oración personal:

¿Cómo estoy preparándome para la Navidad?
¿Cómo puedo recuperar el sentido cristiano de la Navidad?
Contemplar a Jesús en el pesebre junto a María y José: Lucas 2, 1-20
Pedir al Señor Jesús la gracia de vivir una Navidad Cristiana

Mons. Gonzalo Duarte bendice nuestras dependencias

Ago 22, 2015   //   by Octavio   //   Vocations  //  No Comments

IMG-20150822-WA0017

Con mucha alegría hoy, Sábado 22 de Agosto, se ha realizado la bendición de nuestra casa. La ceremonia fue presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis de Valparaíso, Mons. Gonzalo Duarte, ss.cc., contando también con la presencia de nuestro Superior Provincial, P. Marcelo Lamas c.s.v. y miembros de su consejo, religiosos, asociados, pre asociados, representantes de nuestro movimiento juvenil, colaboradores e invitados.

Ha sido momento para reafirmar que somos llamados a vivir y desarrollar el carisma viatoriano suscitado por Jesucristo en el P. Luis Querbes. Somos, pues, responsables de esta misión, acompañando con cuidado especial a los jóvenes que manifiestan disposición y voluntad de seguir a Jesucristo, tanto en la vida laical como en la vida religiosa viatoriana.

Además hemos orado por la expericiencia vocacional y comunitaria que han iniciado Fernando Pérez y Nicolás Vargas, ambos residirán en nuestra casa en las nuevas dependencias. Seguimos orando por ellos para que esta experiencia que han iniciado sea de provecho para discernir lo que el Señor quiere para ellos.

Luego de la ceremonia de bendición, hemos compartido de un cóctel. Agradecemos la presencia de cada uno de nuestros invitados y especialmente la de nuestro Director, el P. Claudio Ríos S. c.s.v, por su total dedicación a este proyecto que hoy vemos realizado.

Te invitamos a conocer nuestra casa,  donde en el contexto de la comunitariedad y la vocación y junto al acompañamiento necesario, podrás descubrir el plan que Dios ha destinado para ti. «Ven y verás » (Jn 1, 39).

Adoretur et ametur Iesus

 

 

21 de Agosto: Nacimiento de nuestro fundador

Ago 21, 2015   //   by Octavio   //   Vocations  //  No Comments

 

 

Un día como hoy 21 de Agosto, pero hacia el año 1793, nacía en Lyon, Francia, Juan Luis José María Querbes Brebant, nuestro amado y querido fundador. Hoy, recordamos su nacimiento, oramos por su glorificación y llevamos a nuestra vida la expresión simbólica de su vida interior, “Adorado y amado sea Jesús”.

El Padre Luis nació en medio de los abates de la Revolución Francesa. A continuación te dejamos dos relatos, el primero nos sitúa en su nacimiento y la dificil atmósfera del bombardeo en Lyon, el segundo en rasgos físicos y morales.

El 15 de agosto se intensifican los bombardeos. Tras una tregua se reinician el 22 de agosto. “Fue el fuego del infierno, dice un testigo, en esa noche murieron 2.000 personas”. 7 horas de bombardeo. La víspera, el 21 de agosto de 1.793, a las tres de la tarde, Juana Brebant dio a luz a su primogénito Juan Luis José María. Se llamó Juan, como su madre, José, como su padre, María, sin duda a causa de la devoción mariana de sus padres. ¿Y Luis? Nadie lleva este nombre en la familia de los Querbes ni en la familia de los Brebant. Pero hace siete meses que se guillotinó a Luis XIV y los católicos desean recordar a un rey mártir. El niño fue bautizado ese mismo día en San Pedro muy cerca de allí. Al día siguiente de su nacimiento, José Querbes inscribió a su hijo en el registro civil. Los testigos fueron Luis Blanc y Martín José Chaze, ambos sastres. ¡Lúgubre atmósfera para celebrar el nacimiento de un primer hijo! Durante los días siguientes recrudeció el sitio. Según un relato, Juana Brebant tuvo que huir de su casa, donde había caído una bomba, llevando al niño en sus brazos. La anécdota se debe a uno de los primeros compañeros de Luis Querbes, Hugo Favre. Esto ilustra bien los horribles días del verano de 1.793. Dos meses de asedio. Caminando con Luis Querbes

De bastante buena estatura, pero delgado. Hacia los cuarenta años, comenzó a echar carnes, que le fatigaban mucho al final de sus días. Frente ancha y despejada; ojos grises, vivos, escrutadores e imperativos; nariz un tanto gruesa, labios, igualmente. Rostro ovalado, tez un poco morena; algo picado de viruelas; una voz vibrante y firme. Unos rasgos claramente acusados daban al conjunto de sus fisionomía las características de un hombre de ingenio, decidido y perseverante. Era muy alegre, perspicaz, iracundo, autoritario. Pero junto a debilidades e imperfecciones inherentes a nuestra pobre humanidad caída, se hallaban en Querbes cualidades preciosas. Vestido siempre con sencillez, y que en otro cualquiera se hubiera tildado de negligencia, todo en él, sin embargo, respiraba dignidad e imponía a un tiempo respeto y confianza, denotaba un hombre de prestigio y de gran capacidad. Tenía un corazón de oro; nunca sabía negar un servicio, ni guardar rencor, generoso, trabajador infatigable, con un celo y generosidad propios de un Vicente de Paúl; de una voluntad enérgica y de una valentía que nada es capaz de doblegar. Siempre del mismo talante, tanto en fortuna adversa como en la próspera; tan instruido como piadoso y modesto, de confianza ilimitada en la Providencia. Persona de trato muy accesible, que, como el Apóstol, se hacía todo para todos, reunía todas las cualidades que conforman a un hombre de bien. No podía uno conocerlo sin apreciarlo y quererlo. Charles Saulin, c.s.v., Notas sobre el cura Querbes, Dossier Testimonios, p.86

El Padre Luis fue resultado de una doble contemplación: es una persona de Dios y Dios lo empuja a cuidar a sus hermanos. Fue sensible a las necesidades de los humanos y esta sensibilidad lo condujo a Dios. Es este vaivén se desarrolló su vida espiritual. Fue un dialogo permanente entre mirar la realidad y la manera de evangelizar.

nacimiento querbes

EnglishFrenchItalianSpanish